lunes, noviembre 27, 2006

La TrAmpA


Hoy estamos en una etapa que el rock esta de moda ¿creen que va a durar o va a pasar?


C- Las modas siempre pasan, nosotros ayer cumplimos catorce años del primer toque de La Trampa, entonces no podes pensar que somos producto de una moda, la cuestión esta en trabajar y nosotros elegimos estar en esto porque nos gusta estar en esto. Obviamente el rock antes no estaba de moda pero no creo que si el rock deja de estarlo nosotros dejemos de tocar, nunca estuvimos en esto por una moda, probablemente si pase que la cantidad de gente que sigue al rock sea menor, como le paso al genero tropical, que en un momento exploto y se escuchaba en todos lados y veías a la gente bailando unas cumbias de mierda, pero aunque hoy en día la moda paso hay gente que sigue haciendo música tropical por que le gusta.

Pero la música tropical pecó de quedarse sin evolucionar
A- Pero justamente el Rock se viene trabajando hace años en cuanto a la producción de los discos y a las presentaciones en vivo, para que sea un producto competitivo. Si vos escuchas un disco de ahora no tiene nada que ver con lo que se hacia unos años atrás, se esta trabajando mucho en eso y no creo que pase así nomás, si puede que pase el tema de las remeritas por ejemplo que ves a mucha gente con una de La Trampa sin saber siquiera que es. Pero no creo que el producto rock nacional vaya para atrás.



Pero es el momento justo para equivocarse y sacar un disco con cualquier cosa porque sabes que igual se vende
C- Pero justamente eso es lo que no podes hacer, ni ahora que esta de moda ni antes, si vos queres hacer música honestamente siempre tenes que hacer algo que este bueno sino además de ser suicida sos sumamente irrespetuoso. En este caso, si bien tenemos la responsabilidad, porque tenemos cinco discos atrás, de conseguir siempre un producto cada vez mejor, una banda que recién empieza no puede agarrarse de la moda y creer que toca tres acordes y sos un rockstar, tenes que pelarte el culo trabajando. No importa si haces música complicada o no, para mi la música se divide en música honesta o no, y música que me gusta o no, no importa si haces música con tres acordes como los Ramones o toques como Pink Floyd, si la música es honesta y esta buena a mi me gusta.
A- Además no es tan fácil armar una banda que tenga cierta coherencia y que la gente te crea lo que estas haciendo.

Cual es la posición de La Trampa con respecto a la cumbia, es otro género más?
A- Yo siempre lo viví así desde chico que existía la cumbia en los bailes de la IASA.
C- Nosotros estamos en contra de ciertas letras, especialmente de las de cumbia villera, que degradan a la gente, yo tengo hijos chicos y no puedo creer que te digan que es normal consumir pasta base o que lo normal para tomarte todo lo que quieras es comerse una pizza muzzarella, a mi me parece que son mensajes espantosos, pero no es un tema contra la música tropical hay gente que hace música tropical y la descose, y no estamos en un momento en que podamos ponernos a discriminar a la gente. Si vos antes escuchabas música tropical y ahora escuchas rock para mí esta bárbaro. Pero igual no es un tema de géneros para mi hay unas letras tan degradantes y estúpidas en el rock como en la música tropical.

Que mensaje final le darían a los tramposos?
C- No discriminar, tener la cabeza abierta, saber que hay pila de cosas buenas que pasan en todos lados y también cosas malas, estar pendientes de eso, no quedarse solo con el envase que te están vendiendo, ir un poco más adentro, no por que vos hagas rock tenes la verdad absoluta de lo que esta pasando, o por que alguien haga música tropical pensar que te esta diciendo estupideces. La música es solo el envoltorio de lo que esta detrás hay posturas que son de las bandas y que a veces no reflejan la verdad de lo que esta dentro de las letras, me parece que lo fundamental son las letras, te puede gustar o no un genero y eso lo respeto, a mi francamente la música tropical no es algo que me queme la cabeza, pero estoy abierto a escuchar cosas.

viernes, noviembre 17, 2006

La Guerra acabo Linux es el ganador en S.O.

Leo en la pagina principal de cofradia digital (http://www.cofradia.org) una noticia que me causa una profunda alegría y que mas o menos dice asi:

Escrito por hybridum

La guerra ha terminado y Linux ganó. El estudio muestra que el 83% de las empresas esperan Linux para el próximo año para dar soporte a su carga de trabajo, en contraparte solo un 23% lo piensa hacer sobre Windows. El movimiento es lento para las empresas grandes, pero la dirección es clara.

Al menos en el mundo de los servidores, Linux ha ganado.

Servidores web y de bases de datos siguen siendo las aplicaciones dominantes, pero los entornos de desarrollo ahora están a la altura de cualquier sistema productivo, esto significa que la curva de desarrollo de Linux y las aplicaciones Open Source se acelerará considerablemente.

Dos de cada tres personas en el estudio dijeron que incrementarán el uso de Linux para el próximo año y que casi ninguno dijo que no lo haría.

Así que Microsoft está haciendo una lenta absorción con Novell y Oracle trayendo su propio sistema, ambos movimientos defensivos si ustedes quieren, pero la guerra ha terminado, y Linux ha ganado. Y en los negocios esto significa que hay que preparase para la siguiente guerra.

Suspendido por enseñar PHP


Imaginense a lo que hemos llegado. Via Lawaloca nos enteramos de que un profesor en Kansas, Estados Unidos fue suspendido por enseñar el lenguaje de programación PHP.

Es parte de nuestra política de Cero-Tolerancia contra las drogas"- dijo el director de la escuela-"No estoy seguro de lo que es PHP pero sospecho que es un derivado del PCP o quizás un nuevo diseño de droga como el GHB".- "Se supone que en la escuela deben enseñar a leer y escribir a nuestro chicos. No acerca de drogas peligrosas como PHP" -dijeron los preocupados padres de familia.

Esto es como una historia de esas que no se ven a diario, pero entonces al rato tambien querran arrestar a los linuxeros, por enseñar Linux y todo ese nivel de secta ;-).

125 años, la de mayor edad


Narayan Nayak de 72 años quiere que su abuela sea registrada en el libro de records Guiness como la persona de mayor edad en el mundo, según su familia, Fulla Nayak, que vive en el sur de la India, tiene 125 años de edad.

Fulla nació en 1881, antes de que muriera Fyodor Dostoevsky, cuando la reina Victoria gobernaba en Gran Bretaña y Billy The Kid asolaba el oeste norteamericano. Salvo su vista débil, la señora Nayak se mantiene activa y lúcida y aún cuida de sus tataranietos, salvo gripas ocasionales, nunca se ha enfermado. El registro en el libro de records está en trámite.

Fulla come arroz, toma jugo de palmera y también té. Le gustan los panecillos con mantequilla y miel. Es viuda desde hace setenta años y vive junto a su hija, de 92 años. Cuando se le pregunta cual es el secreto de su longevidad Fulla, responde "Fumo marihuana". En efecto, fuma varias veces por semana, lo que, dice ella, la mantiene alegre y con buen apetito.

La mujer desea vivir algunos años más, pues acaba de nacer un nuevo miembro de la familia y quiere verlo crecer.

Visto en www.mononeurona.org

miércoles, noviembre 15, 2006

Fashion o Crá

Por Paulina Lopez en su columna de Freeway: Saque la lengua.


Miré el vidrio y pensé: ¿sale, quién sale?
Cuatro letras blancas pegadas en la vidriera de Lemon & Company. Segundos después comprendí. Me sonrojé, agradecí la ausencia de testigos. Cualquiera sabe que la diferecia entre ser grasa y ser distinguido es cuestión de idioma. Chele liquida, en L&C hay sale.
El área de marketing de cualquier empresa que pretenda ser exitosa debe fomentar el uso de términos en inglés, o sus traducciones literales. Así, las empresas cool no contratan empleados de medio tiempo o tiempo completo, sino part-time o full-time. No usan programas sino software, no usan equipos sino hardware, no tienen gerentes sino managers. Los proyectos no se ponen en práctica, se implementan. No trabajan denodadamente sino a full. No tienen socios sino partners.

Todo el tiempo realizan workshops, que comienzan con warmups para identificar a los low y a los high profile y finalizan con el feedback de la audiencia.

Fuera de las oficinas, el glam suma y sigue. En el centro ya no hay estacionamientos, son todos parking(s); los deportistas no tienen patrocinadores sino sponsors; no se hacen controles de droga o dopaje sino antidoping; el desodorante no viene en aerosol sino en spray; el correo electrónico (perdon, mail) no se revisa, se chequea; el estado de salud de los enfermos no se observa ni se controla, se monitorea; nada se prueba, todo se testea.

En las radios hay rankings, en la tele hay sex-symbols; en las playas hay topless, en los cines hay remakes. En los teatros hay shows, en los boliches freepass(es) y happy hours, en las disquerias cidís o dividís.

Los medios de comunicación uruguayos no son como los españoles, que se ciñen a un diccionario de estilo celoso del idioma. Thank God. Imaginen el descalabro del fútbol nacional si los periodistas deportivos descuvrieran que, idiomáticamente, los jugadores no muestran una buena performance sino un buen desempeño. Imaginese las pérdidas económicas de los diarios al tener que escribir "homosexual" en lugar de gay (siete caracteres de diferencia).

Seriously, es muy entendible que escribir güisqui suene repulsivo o decir magnetófono de bolsillo en lugar de walkman resulte ridiculo. Es en vano pretender que a la globalización se la llame por la más española mundialización, porque sonaría ajeno.

Pero si vamos a hacerlo, hagámoslo bien.
No más infulas primer mundistas. Un chicano de ley dice que el rufo liquea, que las carpetas se vacunan, que el carro se parquea.
Los uruguayos de verdad dicen que los jugadores juegan de jas, de centrojás, de bas o de centro fóbal; que el jugador está en orsai, y que eso fue jans, o fau". Lo demás es puro esnobismo.

Nota: The roof leaks; el techo gotea, to vaccum carpets; aspirar alfombras; to park the car; estacionar el auto; jas; half; bas; back; centro fóbal; centre forward; jans; hand; fau; fault.

lunes, noviembre 06, 2006

Internet



Extraido de Revista Freeway
Por Gustavo Escanlar

:// Son las seis y media de la mañana. Ya va a ser de día. No puedo parar. Contesto mails. Intercambio canciones en e-mule. Archivo cuentos que todavía no están en castellano. Leo diarios de Londres, de Nueva York, de Madrid, de Paris, de Buenos Aires, de San Pablo. Miro fotos de mujeres desnudas. Bajo videos porno. Veo a qué concurso puedo presentarme. Curioseo en las salas de los que buscan sexo. Me meto en chats. Me caliento cada vez que los bloggers me putean sin conocerme. Busco la discografía de algún grupo francés. Reviso cuántos Escanlar hay en Google.

:// Alguien que me ayude, por favor. No puedo parar. Soy adicto. Internet es una droga dura. Navegando aprendo, creo, me expreso, me comunico, me enojo, descubro mundos nuevos, consumo libros, películas, canciones, confesiones. Descubro amigos que, como son virtuales, no me reprochan nada, no me van a cagar. Con Internet me informo, me deprimo, vivo en mundos ficticios, miento sin consecuencias, juego, me excito, acabo, establezco relaciones que no exigen compromisos, vivo en lugares que ni siguiera existen. Con Internet me pongo al día con lo que se está haciendo ya, ahora mismo, en lugares remotos. Con Internet descubro tipos en mi misma sintonía, más cercanos que el vecino del sexto piso de mi mismo edificio aunque vivan en países que nunca conocí ni voy a conocer (*).

:// En 1998, unos meses antes de ser Nobel, el fundamentalista Saramago dio una charla en el LATU, rodeado de libros y de grupies. Dijo, entre otros conceptos al mismo tiempo progres y reaccionarios, que las computadoras jamás podrían sustituir al libro de papel. Dijo que nadie iba a emocionarse, a llorar, a conmoverse, mirando un monitor. En aquel momento pensé que el comunista aburguesado tenía razón. Pero al poco tiempo me descubrí llorando, emocionado, frente a mi vieja máquina. Me descubrí apasionadamente ansioso esperando un e-mail. Me descubrí erotizado en una charla con un/a desconocido/a con quien nunca volví a hablar. Me descubrí excitado ante un video de dos chicas mordiéndose las bocas. Saramago no podía imaginarlo. Yo tampoco. Pero Internet logró, rápidamente, introducirse tanto en la razón como en las emociones.

:// La idea de una red entre computadoras es de principios de los años 60. En aquel tiempo, las contolaban los militares yanquis. Cuando se abrió, en el comienzo fue solo para universidades. En los 90 se convirtió en un espacio global y democrático: cualquiera puede cantar, cualquira puede bloguar, todo tiene el mismo valor. En tres o cuatro años, lo que pertenecía a la ciencia ficción se convirtió en parte de la vida cotidiana. Ya no podemos vivir sin el e-mail. Y nuestro humor se altera si nos quedamos sin ADSL.

:// En 1994 se registró el dominio uy para las conexiones uruguayas. Empezamos a usarla masivamente en 1996. Pasaron diez años, nada más. Parece que siempre hubiera estado. No nos acordamos cómo haciamos antes para recopilar información, para conseguir datos. Al principio era, sobre todo, una herramienta de trabajo, un sitio de consulta, un montón de enciclopedias y documentos desordenados.

:// Ya no compramos discos. Los bajamos. También bajamos las películas que más nos gustan (**). Y los celulares y los ipod sustituyen a la computadora. Está todo ahí. Es la auténtica globalización: escuchás lo que querés, encontrás lo inesperado, descubrís lo insospechado. Y lo programás vos, solo, según, tus gustos y tus preferencias y tus obsesiones. Nadie te reprime. Nadie te censura.

:// Nada es perfecto: los problemas de la red es que la información es demasiada, te satura. Corrés peligro de convertirte en un autista. Te pueden estafar. Pueden inventar cualquier tipo de rumor o de mentira sobre vos y encontrar quien se lo crea. Pueden violar tu intimidad. Los neuróticos y los psicóticos y los perversos no tienen quien los controle.
Pero a la hora del balance, no hay dudas: cuanto más acceso a la información tenemos, más libres somos. Internet nos hace mejores, más libres, más capaces. Por algo los gobiernos autoritarios la quieren controlar. Por algo los fundamentalistas la ven con malos ojos.

(*) Mientras escribo esta columna me entero de que en la zona de guerra en Medio Oriente los bloggers de ambos frentes del conflicto se comunican, se saludan y se abrazan gracias a sus computadoras. Nada más que decir: la tecnología nos ayuda a ser mejores.
(**) No me demanden por esta confesión-afirmación. No se puede hacer nada contra los adelantos tecnológicos y contra la "piratería". Solamente resignarse, apelar a la creatividad, ofrecer mejores productos a precios más baratos.

Hey You (el comienzo del lado b)


Extraido de Revista Freeway.
Por Garo Arakelian de La Trampa

Año 1980. Sábado a la noche, en invierno. Nada para hacer. Pero nada de verdad. Nada. Ni boites, ni pubs, ni bares, ni bailes, ni cumpleaños de quince, ni tv, ni cable, ni barrio, ni internet, ni alcohol, ni tabaco, ni porro, ni discos, ni casetes, ni novia. Nada. Miento. Ahi estaba la radio. Mi readiograbador JVC-20 estéreo AM/FM y yo. El periscopio, por sobre el muro, que me separaba del afuera. Sólo estando adentro sobrevivía a los sábados de noche. A todos los sábados de noche.
Ahi estaba todo a lo que se podía acceder. Todo. Absolutamente todo. El dial tenía dos puntos de reposo para mi generación, en el invierno del '80: CX 50 Radio Independencia y CX 32 Radiomundo. No funcionaban como un binomio antagónico. Todo lo contrario: eran la misma porqueria. Entre mucha música disco y los primeros raps, una de ellas proponía un combo con media hora de los BeeGees y media hora de Beatles a manera de competencia entre los "genios de Liverpool" y los "genios australianos", que ni australianos eran.
Y en la otra, también diseñando las expectativas de una generación, se imponía "la hora de las lentas", las bailables, las franelas. Canciones que realmente lograban dejarme por fuera de aquel mundo de vínculos asegurados a través de las entradas con consumición y ropa de marca.

Ese sábado casi a la medianoche, en un bloque de lentas, escuché por primera vez en mi vida "Hey You" de Pink Floyd. Algo pasó. Porque esa canción no se correspondia con un tema para bailar, para apretar y chuponear después de Gloria Gaynor, Donna Summer o Patrick Hernández. Era algo que no pude decodificar, más allá del arpegio, de la melodía y de la intención de la voz. Supe en ese momento que había algo más en esa canción, pero no sabía qué. No entendía ni una sola palabra en inglés, pero estaba seguro que aquello no podía ser una canción romántica.
En el lice público aprendiamos a decir "Le police leve le baton blanc", "Je traverse la rue" y "asseiez vous", pero "Hey you, Out there in the cold, Getting lonely, getting old, Can you feel me?", no. Ni idea.
El hecho de no poder comprender la única canción de la radio que me transmitía algo, fue la constatación de que el muro ya estaba terminado. En parte construido desde adentro, en parte construido desde afuera. Muro al fin.

Y fin del Lado A. Porque mi Lado B acababa de comenzar y yo no iba a quedarme ahí atrás.


Era tiempo de encarar mi propia versión de The Wall. Pero del otro lado del muro solamente se hacían sentir los que hablaban fuerte. Los verdes, los azules y los camuflados que hicieron del uniforme, del pelo y de la insignia un mundo paralelo de represión en el liceo. Los empresarios que hicieron del adolescente un escucha de oidos idotas. Los políticos que diseñaron el sistema educativo para que nosotros no comprendiéramos ni el mundo de afuera ni el de adentro, y en algunos casos hasta nuestras propias familias.
"Hey You" seguía sonando y pasó el Plebiscito por el SI y el NO. Y pasó el Mundialito y se estrenó la TV Color. Y seguía sonando "Hey You".
Hasta que und día, en 1981, ya con 15 recién cumplidos, volví a escucharla com por primera vez; "Oye tú/ Allá afuera/ En el frío/ Quedándote solo/ Haciéndote viejo/ ¿Puedes sentirme?". Ese día senti que le ganaba a todos mis profesores de secundaria. A todos los milicos que se nos cruzaron a mi familia y ami. A todos los programadores de radio de aquellos dos puntos de reposo del dial, aliados y complacientes con la dictadura. Y a los empresarios que hicieron de los bailes y de la música una forma más de dejarnos afuera de todo. Les gané a todos ellos en un mismo día.
Ahí empezó mi ansiedad por sustituir el periscopio del '80 por un megáfono que me comunicara con el afuera. Ese día era yo, sin mi radiograbador JVC-20 estéreo AM/FM. y ya no me importaban los sábados de noche, ni la música, ni la ropa, ni cómo o qué mierda bailaban los demás.
"Hey You"... Militares, policías, docentes, funcionarios, empresarios y políticos pro-dictadura del '80, hay más: ahora no solo domino el inglés, sino que mis canciones en español las comprenden y las cantan vuestros hijos y vuestros nietos.
Salud.
¿Pueden oirme?... Porque yo, a ustedes. ya no.

Gracias a German por las fotos: Blog